FINALISTA 4 – 2021: EL MADRILEÑO, C. TANGANA

    ab67616d0000b273a408c78e231f716383a58eb3


    EL MADRILEÑO, C. TANGANA

    ¿Qué se puede decir de un álbum del que ya está todo dicho? #PR hace un nuevo intento para desentrañar los últimos misterios de un álbum que ha estado casi tan presente en las conversaciones de la gente como el precio de la luz.  

    Conviene repetir lo importante que es este álbum, tal vez el más relevante en la música española desde el “Mal Querer” de Rosalía. Su relevancia, va más allá de lo meramente musical y C. Tangana logró que miles de personas comentaran el secreto de su éxito y, lo más importante, que estuviesen dispuestas a escuchar un álbum entero en un mundo de singles. Un disco hecho a medias por un madrileño y un catalán. Porque si de algo va este disco es de colaborar. 

    Si bien en “El madrileño” no hay rastro del patrón rítmico del Jersey Club ni el tempo que maneja, sí hay restos de su concepto: el empleo de samplers poco habituales y el hecho de cambiar de ritmo cada pocos compases, pasando muchas cosas en muy poco tiempo. Silencios, paradas, arranques, bajos cortantes, bajos gomosos y continuos. 

    Frente al famoso “Less is more”, el arquitecto Robert Venturi, propone “Less is a bore” y “El madrileño” predica con el ejemplo. Más es más. Aquí hay muchas colaboraciones, muchas canciones, muchos estilos, la demolición de los géneros; desde ese golpeo de pseudo tango a lo Rodolfo Valentino de “Demasiadas Mujeres” al ya famosísimo fraseo de guitarra bachata de “Tú me dejaste de querer”. 

    C. Tangana construye una casa y abre la puerta a sus invitados e invitadas de todo pelaje y condición. Es C. Tangana, città aperta. 

    Por eso, “El madrileño” contiene una moral. Hay espacio para todos y todas, y casi cualquier estilo tiene sitio. Separa cosas que iban juntas y une otras que irían separadas, yuxtapone y juega. Hay permutación, fragmentación, combinación y evita que haya un elemento central que sea protagonista con otros elementos en clara subordinación. Un proceso filosófico en el que ni siquiera C. Tangana lleva la voz cantante, la cede como anfitrión.

     Todo este maremagnum sonoro responde a la creciente complejidad del mundo y hace dialogar estilos e invitados en un gran disco polisémico. Como buen madrileño. 

    “El Madrileño” está editado por Sony Music Entertainment España.