SAN PATRICIO EN CASA

    patrick1

    https://open.spotify.com/playlist/4Fj8oFbWo4bnmgIImWW8Cv?si=ZQzrSp7_S6q6yZ-7fmfMBA

    La aportación del Irlanda a la música es absolutamente descomunal. A mediados del XIX, la gran hambruna causada por la crisis de la patata, causó un millón de muertos de hambre y otro millón de emigrados, en su mayoría a EE.UU, hizo que su tradición musical penetrara con fuerza hasta las raíces mismas del rock and roll.

    Irlanda ha sido increíblemente prolífica en bandas y artistas. Desde Van Morrison hasta Stiff Little Fingers (recordemos la película “Alta Fidelidad” la conversación sobre ellos en la tienda). That Petrol Emotion, The Coors o Cramberries. Como pueblo de emigrantes, también han dejado su huella a través de célebres descendientes. Por ejemplo, son hijos de padre y madre irlandeses Morrissey (presente en la playlist), los hermanos Gallagher o John Lydon de los Sex Pistols y PIL que hace unos años se ofreció para representar a Irlanda en el Festival de Eurovisión. El título de si libro “No Irish, No Black, No Dogs” hace referencia a los carteles que se decía que se colgaban en muchas tiendas inglesas para impedir la entrada a los irlandeses.

    Abrimos nuestra lista con “Black Rose” de Thin Lizzy. Un tema basado en “Róisin Dúb”, pieza tradicional del siglo XVI, y que cierra su álbum más célebre ya con Gary Moore a la guitarra, un héroe de la guitarra que junto con otro célebre irlandés, Rory Gallagher, cautivó a miles de guitarristas. Su líder, Phil Lynott, es de lo pocos iconos musicales que tienen una estatua. Puede verse en Dublin.

    The Edge escribe y canta para U2 “Van Diemen’s Land”, un título que hace referencia al antiguo nombre de Tasmania, colonia británica donde deportaron a John Boyle O’ Reilly, líder de la revuelta contra los ingleses cuyas políticas causaron la “Gran Hambruna” de 1845-1848. Y es que las relaciones entre Irlanda e Inglaterra no han sido buenas desde los tiempos de Enrique II. Morrissey se encarga de pasear también por esta canción a Oliver Cromwell, jefe de los puritanos, que tanto dolor causó a la isla del trébol. Eso sí, en la versión que emplearon para el videojuego de FIFA 2005, esa parte fue eliminada.

    Paul McCartney siempre ha sido visto como el blando de los Beatles, pero también ha tenido sus jaleos como cuando estuvo preso varios días una cárcel de Japón. En 1972, apenas 15 días después de que el ejército británico acribillase a 14 personas en el infausto Domingo Sangriento durante una marcha en Derry, publicó esta canción que fue prohibida en todos los medios británicos la BBC. Años después, U2 escribirían “Sunday Bloody Sunday”.

    Pero la música de las bandas irlandesas seguía cautivando a cualquier aficionado a la música. John Peel, uno de los pinchadiscos más influyente de la historia de la radio, quiso que en su funeral sonara su canción favorita “Teenage Kicks” de la banda de Derry, The Undertones. Sobre su lápida, aparte de su nombre, está grabado el verso inicial de la canción.

    Los neoyorquinos House of Pain, se hicieron mundialmente conocidos con “Jump Around”. A su éxito contribuyó notablemente la MTV que emitió hasta la saciedad El fabulosos videoclip rodado en el desfile neoyorquino de San Patricio en 1992.

    Ash celebran 25 años como banda. Tan famosa como sus pegadizas canciones fue la portada del single “Kung Fu” con Eric Cantona lanzado su patada voladora al espectador que le insultó durante un partido, acción que le costó 8 meses de suspensión. Cantona era del Manchester United, equipo que solían seguir los emigrantes irlandeses, excepto los hermanos Gallagher que son del City. Siempre llevando la contraria, pese a que el futbolista francés protagonice el último videoclip del ex cantante de Oasis.

    La prensa musical inglesa, siempre tan necesitada de mitos antes de la era del click bait, jamás dudó en lanzar bulos si eso ayudaba a sus ventas. La revista Melody Maker calculó que la monumental obra de los irlandeses My Bloody Valentine, “Bloodless”, había costado 250.000 libras esterlinas a su sello Creation, cifra que los miembros de la banda discuten, pero no Alan McGee el director del sello. 

    Sinnead O’Connor, antes de romper la doro del papa y de convertirse al islam, rico tiempo de grabar mucha -y muy buena música- como esta pieza de The Family, escrita por Prince.

    La catalana Núria Graham acaba de editar su nuevo álbum, “Marjorie” dedicado a su abuela irlandesa donde se mueve entre pasajes bruma y sutil melancolía. Un disco de una madurez abrumadora para la juventud de la autora.

    Para cerrar, revisitamos esta maqueta de los Duncan Dhu de sus inicios, cuando en una originalísima mezcla, combinaban el sonido Sun Records de Memphis y la imaginería escocesa e irlandesa. 

    #YOMEQUEDOENCASA