FELIZ AÑO NUEVO

    ruido1

    Desde Premio Ruido somos conscientes de que, tal y como indica la RAE, una década comienza con el año que empieza en 1 y termina en el acabado en 0. (2011-2020). Pero, entre brindis navideños y entusiasmos varios, tampoco hemos podido resistirnos a dar nuestra lista. 

    En estas 25 canciones hemos procurado que se reflejen tanto el el espíritu de la década como el de la óptica de Premio Ruido y si bien la lista podría haber sido más numerosa, refleja la riqueza de una escena consolidada y cada vez más profesionalizada. Para incidir en lo heterogéneo de la lista y señalar más aún su contraste, hemos procurado que, en la playlist, las canciones no estén agrupadas en bloques estilísticos. 

    La lista de los 25 muestra la gran capacidad de asimilación que tienen nuestros artistas para emplear distintos vocabularios (foráneos o propios) hasta hacerlos intensamente personales. Pese al gran número de referencias que emplean los creadores en la actualidad, en general, muy pocos suenan o se parecen a otros.

    Una de las tendencias que se observan es el creciente uso de la música de raíz como maniantal creativo. El flamenco es, sin duda, es el género más empleado y confirma su gran capacidad proteica, pero no es el único. 

    Entre quienes miran hacia fuera de nuestras fronteras, se pone de manifiesto el gusto por la secuencia rítmica de corte alemán vinculada al kraut, pero empleada de manera más peninsular, es decir, menos marcial. Y aunque, siguiendo la tónica internacional, cada vez hay menos artistas que basan sus canciones en la sorpresa de los cambios armónicos, aún hay ejemplos de grandes melodistas.

    No hay un sólo artista que cante en inglés. Las lenguas vernáculas se consolidan como principal vehículo de expresión. Destaca el castellano, pero también hay ejemplos en euskera y catalán sin que eso haya impedido el desarrollo y el éxito de sus carreras. El uso de la lengua es tan variada como la música de los protagonistas de esta selección: desde los textos de catarata lorquiana de María Arnal hasta el vuelo platónico de Kase O, pasando por la ironía despiadada de Cabeza de Fuego. País de escritores. Y escritoras.

    De 25 artistas, ocho son mujeres que firman como cabezas únicas y visibles, pero en varias bandas son parte fundamental del proyecto (Rufus T. Firefly, Triángulo de Amor Bizarro o El Columpio Asesino) y, en otras dos canciones, aparecen colaborando (María Rodés y Alba Galocha). No es paridad, pero se le parece.

    Hablando de colaboraciones, nuestra música no sólo es, poco a poco, más paritaria sino también más abierta. Ya no son sólo las habituales colaboraciones consustanciales al trap y al reggaeton (C.Tangana y La Mafia del Amor), sino que otros estilos se muestran menos cerrados a la hora de tener invitados e invitadas en sus canciones.

    Son 25 canciones, 25, que ofrecen una muestra del envidiable estado de salud de la música hecha en España. Tenemos muchos motivos para estar de enhorabuena y seguir disfrutando de nuestros y nuestras artistas. Premio Ruido os desea un feliz año nuevo, cargado de Salud, Alegría y Música. 

    Puedes escuchar la lista aquí.