Se despide Cooper, el cuidador de la cultura pop

    coop1

    Cooper acaba de despedirse. Dice: “el mundo no echará en falta un disco mío”. Es más, en las entrevistas demuestra una actitud absolutamente desconocida en la historia del pop y el rock de este país. Afirma que no es capaz de leer la escena musical actual, que no conecta con otro público y no merece la pena seguir. Son 35 años sobre los escenarios. Según él, suficientes. Frente a estas falsas despedidas de tantas y tantas bandas, Aléx Díez (León, 1967). cumplirá con su palabra. Es una actitud que entronca con casi más con espíritu de escuela de arte (el escultor Andrés Nagel, por ejemplo) que la un músico español al uso.

    Se dedicará a otras tareas. Algunas de ellas si tienen grande demanda como los libros de su editorial o el trabajo que hizo como creador y cuidador de una poderosa escena y cultura pop.

    Sin duda, se pude decir que es uno de los adalides de la escena mod en toda España. No se le puede negar ese mérito. Lo llevó con dignidad, clase y entendiendo muy bien qué significa esa subcultura con todas sus ramificaciones y matices. 

    Desde #PremioRuidobyStubHub le hemos querido rendir homenaje con una serie de bandas que recogían su espíritu, algunas anteriores -pocas-, otras coetáneas y otras que directamente, le debían muchísimo.

    Los Elegantes eran eso, la representación del “Living clean under dificult circunstances” y pioneros. Los Negativos fueron la resistencia total de la ciudad condal cuando el foco estaba puesto en Madrid. Parecían de otra época, salidos del espacio. Gran clase, un único LP y grandes canciones. Brighton 64 persistieron en ese mismo espíritu con este título tomado de aquel ensayo de Tom Wolfe de 1968 (“La casa de la bomba y otras crónicas de la era pop”). Los Flechazos lograron durante unos cuantos años salir del nicho y alcanzaron una gran popularidad. Aquí remiten ese maravillosos cuadro de Mel Ramos, “Hippopotamus 1967”. En “Viviendo en la era pop”, Álex, siempre atento, cita “Moscas y arañas” de Los Negativos. Los Sencillos se fueron al sonido Manchester, pero es que, por ejemplo, Stone Roses y todo Manchester o se habían criado con el Northern Soul o tenían el recuerdo de la cultura de baile del Wigan Casino; además, Ian Brown era scooterista. Lo mod como posibilidad y no como un límite. Vale si peso en oro el campo de Santiago Auserón. Dr. Explosión, tan garajeros y punks como mods entendieron ésta subcultura de forma amplia, militante y estajanovista. 

    Los Canguros, la banda de Felipe Fresón es un punto y aparte, ajenos a su tiempo, sólo editaron tres canciones Con Sergi Arola en la formación –Alex Kapranos en su libro “Sound Bites” habla del bajo Rickembaker que lleva tatuado Arola, cuando visita su restaurante- y esta grabación nos da una idea de cómo sonaban con Charo Boix a la voz. Kamembert también de la poderosa y culta escena barcelonesa dieron a Canguros su ultimo batería. 

    Elephant Band, la banda que tuvo Xoel López, nos dejó un único LP “La fábrica de chocolate”, donde ya deja ver su voz y don innato para la melodía. Y no podría cerrar otro que el propio Alex, con un tema de su último disco y que refleja perfectamente sus sentimientos de la última época.

    Puedes escuchar la lista aquí.


    Imagen: Collage de John McHale y Richard Hamilton. “Just what is it that makes today’s homes so different, so appealing”