FINALISTA 3 – 2018: MEMORIA, DE LA HABITACIÓN ROJA

    Memoria, de La Habitación Roja, por Mon Tapias ( PAM – Los 40 Classic)

    Hace unos años tuve la suerte de poder pasar un par de horas con Pau y Jorge en una antigua televisión que me dio muchas alegrías, la difunta KISSTV. Teníamos un programa donde los artistas escogían sus 14 vídeos favoritos de la historia (aproximadamente entran 14 vídeos en una hora). Grabamos 4.5 horas de presentaciones, no podían parar, no era justo elegir solamente 14.

    Es una definición exacta de vivir por y para la música, hay músicos que gozan hablando de música, es el caso. Hay muchos otros músicos que no, aunque no me creas, es cierto.

    Memoria me traslada a las mejores melodías de La Habitación Roja, recuerdo el Eje del Mal  (2006), ahí les conocí, pero también me suena a ratos a Universal (2010) el disco que literalmente me dio la vuelta a la cabeza del grupo, para mí… un clásico básico.

    Hablar de La Habitación Roja es hablar de melodías, de brutales guitarras y letras embellecidas por el pop más clásico pero también más actual. Banda de referencia para cualquier joven que quiera montar una banda. 20 años regalando canciones, estribillos contundentes, letras y armonías perfectamente ejecutadas.

    Este último disco de La Habitación Roja tiene todos los ingredientes que el grupo suele utilizar para sus recetas musicales, y funciona, vaya si funciona. Es perfecto para empezar a bucear en ese Universo tan peculiar que tienen estos ilustres valencianos. No suele ser el caso, pero en este caso personalmente recomiendo empezar por este disco si nunca los has oído. Hay nuevos matices sobre un sonido característico y de pleno derecho, el sonido de La Habitación Roja.

    No voy a desgranarte el disco, debes oírlo y sacar tus propias conclusiones. Solo te digo una cosa, ¿Quién eres tú? que cierra el disco, te tocará el alma si has sufrido de cerca el Alzheimer. Y Nuevos Románticos que abre el disco es La Habitación Roja en estado puro.

    Que lo disfruten.


    memoria-la-habitacion-roja